La Melioidosis, una enfermedad tropical poco conocida podría ser el nuevo Ebola Print
Written by Administrator   
Saturday, 30 January 2016 09:52

La Melioidosis, una enfermedad tropical poco conocida podría ser el nuevo Ebola

Noticia Profética Sábado 16 Enero 2016

 Una enfermedad tropical poco conocida, la melioidosis afecta al sur y sureste de Asia así como el norte de Australia.Un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Oxford y publicado en la revista Nature Microbiology, advierte que la infección de melioidosis resistente a muchos antibióticos podría expandirse por todo el mundo.  Esta enfermedad, se contagia a través de la piel, los pulmones o por beber agua contaminada y puede ser difícil de diagnosticar, ya que sus síntomas son similares a los de la tuberculosis y la neumonía.

 

 

La Melioidosis, una enfermedad tropical poco conocida podría ser el nuevo Ebola

Noticia Profética Sábado 16 Enero 2016

 

A continuación estimados amigos auditores, les quiero invitar a nuestra sección de noticias proféticas para esta semana. En esta ocasión leo desde la agencia noticiosa rusa: actualidad.rt.com. El "sucesor" del ébola ¿cuál es la nueva amenaza para la salud mundial?, titula esta noticia.

Se informa, una enfermedad tropical poco conocida, la melioidosis afecta al sur y sureste de Asia así como el norte de Australia. Informa la noticia, un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Oxford y publicado en la revista Nature Microbiology, advierte que la infección de melioidosis resistente a muchos antibióticos podría expandirse por todo el mundo.

Los investigadores presuponen que la enfermedad está presente en 79 países, incluyendo 34 que nunca han documentado la enfermedad. Según precisa el estudio, “la bacteria Burkholderia pseudomallei, causante de la infección, se halla comúnmente en suelos del sur y sudeste de Asia y del norte de Australia, aunque también puede propagarse a áreas no endémicas a través de la importación de animales infectados.

Esta enfermedad, la melioidosis, se contagia a través de la piel, los pulmones o por beber agua contaminada y puede ser difícil de diagnosticar, ya que sus síntomas son similares a los de la tuberculosis y la neumonía.

Un tratamiento inadecuado de la infección podría desembocar en tasas de mortalidad superiores al 70%. Los científicos estiman que de los 165,000 casos de melioidosis registrados cada año, 89,000 pueden llegar a ser mortales. Estas cifras son similares a las del sarampión o a las del dengue, dos de las prioridades actuales para muchas organizaciones internacionales de la salud.

Bien estimados amigos auditores, voy a dejar hasta acá la lectura de esta noticia. Claramente nosotros hemos estado siendo reportados en el último tiempo, cada vez con más frecuencia, acerca del aparecimiento de nuevas enfermedades que no tienen un tratamiento fácil.

En este caso, se nos informa que esta nueva enfermedad, que aparecen en el sur y en el sudeste de Asia, llamada la melioidosis, es una enfermedad que podría suceder al ébola. Recientemente, se ha informado que el ébola en alguna medida está siendo controlado en África, pero ahora comienza a aparecer esta nueva enfermedad.

Ahora bien usted y yo sabemos, cómo estudiantes de la Palabra de Dios, que nuestro propio Señor Jesucristo nos informó, en Mateo capítulo 24 y en Lucas capítulo 21, que una de las señales de su pronta venida iba a ser el aparecimiento de plagas y pestilencias que se iban a estar levantando en el mundo.

Hoy día nosotros tenemos que entender que aun la naturaleza está gimiendo y clamando por la manifestación de Nuestro Señor Jesucristo. Es decir, el mundo físico se está viendo afectado por estas situaciones espirituales de pecado que el hombre está haciendo. Porque el pecado comienza como una decisión en el corazón, pero luego se convierte en una acción que afecta a otros seres humanos y afecta la naturaleza.  Finalmente el pecado comienza a dejar su huella tanto en el hombre, como en el mundo que lo rodea.

Así que, cuando esta noticia se pregunta ¿Cuál será la nueva amenaza para la salud mundial? ¿Cuál será la enfermedad que sucederá al ébola? nos traen esta noticia de esta poco conocida enfermedad, la melioidosis, que es una enfermedad que está teniendo una alta tasa de mortalidad, porque no es fácil diferenciarla de otras enfermedades.

Nosotros como Hijos de Dios tenemos que entender. El escenario profético está en operación, está en movimiento, está en preparación. Muchas cosas más van a comenzar a suceder, en la medida que estamos esperando el retorno del Señor Jesucristo.

Ahora bien, le recuerdo que las señales proféticas no son para que usted y yo nos asustemos, no son para que usted y yo estemos aterrorizados, ni estemos preocupados, ni estemos siendo engañados por las tinieblas. Grandes cosas vienen a este mundo, sin lugar a dudas, son cosas proféticas escritas en la Palabra de Dios. Habrá grandes cambios físicos, geológicos y biológicos. Habrá nuevas enfermedades y nuevas plagas.

Pero la Iglesia del Señor Jesucristo, ha recibido una esperanza, la esperanza de que va a ir en el arrebatamiento, la esperanza de que el Señor va cuidar a su pueblo en los días que vienen hacia delante. Por eso nosotros tenemos que mirar el futuro con sabiduría, debemos cumplir nuestra tarea, debemos cumplir la misión ser testigos del Señor Jesucristo y de predicar el Evangelio en este mundo, que no sabe a dónde van las cosas.

Hoy día hay una gran expectativa, hoy día hay un gran dolor, hoy día hay una gran situación en el mundo entero, que no entiende lo que está sucediendo. Muchos se preguntan ¿Qué va a pasar con esta nueva enfermedad? ¿Qué va a pasar con esta nueva situación que se levanta en el sudeste de Asia y en el norte de Australia? ¿Llegará a Latinoamérica? ¿Llegará a nuestro propio país? nadie lo sabe.

Sin embargo, ustedes y yo, estimados amigos auditores, somos llamados a vivir en fe, en confianza y en esperanza.

Esto no está sucediendo al azar, esto no está sucediendo fuera del control de Dios. Esto es lo que Dios ha permitido para llamar la atención del hombre, para remecer a una humanidad que no está entendiendo el mensaje de salvación.

Vivimos horas finales, horas cruciales, horas especiales antes de que Cristo venga. Vivimos un tiempo que sólo nuestro Dios sabe cuánto va a durar, pero sin lugar a dudas cada vez, con cada noticia que reportamos y con cada hecho que sucede en el mundo, podemos entender que nuestro Señor Jesucristo vuelve muy pronto.

No lo olvide, se nos está terminando el tiempo y hay que ser una Iglesia preparada para recibir al Señor Jesucristo.