Navidad 2013 Print
Written by Administrator   
Wednesday, 25 December 2013 21:28

Cristo volverá muy pronto, porque nada hay imposible para Dios


Estimados amigos auditores quisiera reflexionar

con ustedes en la Palabra del Señor en el Evangelio

según San Lucas Capítulo 1  versículo 30 en adelante :

30 Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.

31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS.

32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre;



Escuche y lea el el Mensaje de Navidad y Año Nuevo 2014 a continuacion


33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

34 Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón.

35 Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.

36 Y he aquí tu parienta Elizabeth, ella también ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes para ella, la que llamaban estéril;

37 porque nada hay imposible para Dios.

38 Entonces María dijo: He aquí la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra. Y el ángel se fue de su presencia.


Escuche el mensaje a continuación:

Estimados amigos en los próximos días el mundo occidental cristiano estará celebrando la navidad y en este contexto yo quiero hacer una reflexión con todos ustedes.

Sabemos que muy pronto Nuestro Señor Jesucristo volverá segunda vez, pero esto no es algo al azar.  El retorno del señor Jesucristo se enmarca dentro de un contexto profético tremendo. Hay un plan que Dios está desarrollando y hay un proceso y una lógica que nos es transmitida la Palabra de Dios a través de la profecía bíblica.

Dios tiene en su corazón el deseo de salvar a la humanidad, el deseo de que los hombres acepten al señor Jesucristo como señor y Salvador Dios no desea, y usted lo sabe bien estimado amigo, que ningún hombre que ninguna mujer perezca. El deseo de Dios es que todos los seres humanos procedan al arrepentimiento.

En estos días en donde el mundo ha tergiversado tan fuertemente el sentido de la Navidad se requiere que nosotros como creyentes en Cristo, como discípulos del Señor podamos reflexionar con sabiduría y podamos compartir a nuestros seres cercanos lo que significa este tiempo de Navidad. Le digo esto en el tenor de queremos y debemos usar todas las posibilidades que se abren para predicar el Evangelio.

Hoy día muchas personas han perdido completamente el sentido de la Navidad, veíamos por la prensa la apertura de un nuevo Mall aquí en  Santiago,  con tiendas nuevas y la gente se amontonaba y se empujaban unos a otros para ir a comprar juguetes para sus hijos juguetes que se habían agotado prácticamente las primeras horas. Nadie estaba pensando que Navidad es el recuerdo del nacimiento glorioso del Señor Jesucristo en este mundo.

El Antiguo Testamento anunció la llegada del Salvador, el Profeta Isaías en el capítulo 9  versículo 6 dice :

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

También Isaías 7 : 14 :

Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. [Dios con nosotros]

El Antiguo Testamento está lleno de profecía bíblica que anuncia el nacimiento de Nuestro Señor Jesucristo como el mesías sufriente que iba dar su vida para la salvación de la humanidad, pero de la misma manera el Antiguo Testamento también está lleno de  muchas más profecías que hablan de su segunda venida por todos nosotros.

En esta época de Navidad debemos aprovechar la oportunidad para decirle a nuestros familiares inconversos y al mundo que sólo piensa que esta es una fiesta más. [Recuerde que el mundo  ha cambiado la frase de feliz navidad por felices fiestas], que así como un día nació el niño de Belén,  el hijo de Dios también un día va a volver por segunda vez.

Hace casi 2000 años atrás Jesús el hijo de Dios nació en Belén, la pregunta que debemos hacernos es si ha nacido en nuestro corazón y los corazones de nuestros seres amados.

Por todo esto, es tremenda la profecía bíblica, vemos aquí como el ángel le dice a María no temas porque has hallado gracia delante de Dios. Pronto Jesús volverá por segunda vez y todos aquellos que hallen gracia en su presencia irán con él.

Al seguir reflexionando vemos que  el ángel le dice  a María, concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo y llamarás su nombre Jesús Este será grande será llamado hijo del altísimo el señor Dios le dará el trono de David su padre y reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin. En el mismo momento en que el ángel está hablando con María y le está anunciando que concebirá un hijo,  el ángel con su noticia profética mira hacia el futuro, no sólo este momento del nacimiento del niño Jesús, sino que están mirando hacia la eternidad. Dice que será llamado Hijo del Altísimo, el señor Dios le dará el trono de David su padre, es decir está el ángel dándole a María no sólo el anuncio del nacimiento del señor Jesucristo sino que también está dando el anunció del ministerio mesiánico en el reino eterno del señor Jesucristo, está anunciando un reino que nunca tendrá fin, un reino que será para siempre.

La Iglesia del señor Jesucristo ahora en navidad debe recordar esto :  muy pronto vuelve este mundo, ya no el  niño Jesús que celebramos en navidad, sino que Jesucristo el Señor, el rey de reyes el señor de señores. Por eso queremos ser un pueblo, una Iglesia preparada. Debemos entender que el tiempo se está acabando.

Hoy día incluso hay muchos que cuestionan si debemos o no celebrar la Navidad. Si debemos en esta fecha de diciembre  25 celebrar el nacimiento del hijo de Dios, del señor Jesucristo.

Déjeme decirle que más allá de todo legalismo, lo que debemos entender es que así como nació un día en Belén, el hijo de Dios, el señor Jesucristo, cumpliendo cientos de profecías que se habían dado en el Antiguo Testamento acerca de su nacimiento. Muy pronto el Señor volverá por segunda vez.

Le invito a reflexionar en este tiempo y no entrar en discusiones legalistas de si  fue o no el 25 de diciembre el Nacimiento de Cristo.  Es una discusión  que no tienen sentido. Lo que debemos entender es que Dios nos da una oportunidad más para que en esta Navidad, para comunicarnos con  aquellos que están celebrando la navidad y decirles no es sólo una fiesta. Es la venida de Jesucristo el señor y que así como vino como un niño, como un bebé pequeño, muy pronto volverá por segunda vez.

Déjenme reflexionar con ustedes lo siguiente. Será ésta la última Navidad. No sabemos, no sabemos cuánto tiempo más la Iglesia peregrinará en este mundo, esperando que la trompeta suene y para que Jesucristo el señor vuelva por segunda vez. Lo que sí sabemos es que el llamado de Dios es un llamado a santidad, no es un llamado consumismo o materialismo.

Muchos se descontrolan en esta época.  Entienda esto, no compre cosas que no necesita, con dinero que no tiene y para impresionar a gente que tal vez no es  importante en su vida.

Este es un  tiempo para agradecer a Dios porque un día envió al señor Jesús a este mundo. Jesús el rey de Reyes y el señor de señores se vistió de humanidad. Que tremendo, se vistió en el cuerpo y en la piel de un niño pequeño, se hizo hombre, sus órganos sus huesos, su piel crecieron dentro del vientre de la virgen María cumpliendo la profecía bíblica para  que se hiciese realidad lo que el ángel estaba diciendo y profetizando.

El ángel le dijo a María,  el Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del altísimo te cubrirá con su sombra por lo cual también el Santo ser que nacerá será llamado hijo de Dios.  El Santo ser que nació es Jesucristo el Señor, que nació en Belén desde el vientre de la virgen María. Ahora Jesús tiene que nacer en nuestros corazones.

Ahora bien es posible que dado el tiempo que estamos viviendo hallan muchas familias en nuestra nación que tal vez están en  crisis en sus familias, crisis económica, crisis emocional, crisis laboral no lo sé.  Siento muy fuerte de parte de Dios decirle lo siguiente a todos Uds. amigos desde Arica a Punta arenas, no sé cómo será su Navidad, no sé si  habrá escasez o abundancia en su mesa, pero tengo un mensaje de Dios para usted estimado amigo, que se encuentren las palabras del ángel en el versículo 37 del capítulo 1: Porque nada hay imposible para Dios.

Déjenme regalarle la esperanza en esta Navidad. Tal ves nunca le conozca a usted, tal vez nunca le veré o tal vez nunca vaya a su ciudad a llevar una conferencia, pero déjenme decir lo siguiente nada hay imposible para Dios.

Es posible que Ud. esté orando y clamando por un trabajo. Dios sabe la necesidad que usted tiene y en su tiempo responderá. Puede ser que Ud. esté clamando por sanidad, Dios conoce su problema y le dijo:  Nada hay imposible para Dios

Estimado amigo, pronto Jesucristo volverá por su Iglesia usted y yo debemos estar preparados. Usted y yo debemos vivir en santidad. Usted y yo debemos predicar el Evangelio a aquellos que no tienen esperanza.

No sé lo que usted está viviendo, pero déjenme decirle, Jesucristo nació en Belén hace casi 2000 años y muy pronto volverá en gloria y majestad para aquellos que le están esperando.

En el versículo 38  vemos que  María dijo he aquí la Sierva del Señor hágase conmigo conforme su palabra y el ángel se fue de su presencia.

Estimados amigos, todos debemos buscar hacer la voluntad de Dios. Cristo va a volver muy pronto. No sabemos si esta Navidad será la última o se habrá muchas más antes de que Cristo vuelva por todos nosotros o antes de que la muerte nos llame.

Muy pronto el rey de Reyes y el señor de señores volverá, de eso no hay ninguna duda. Está escrito en la palabra de Dios, se cumplió en su primera venida. Jesucristo el Señor es un personaje histórico,  él vino a este mundo y predicó su mensaje. Este mismo niño Jesús que nació en Belén hoy día le dice a usted vengo muy pronto como rey de Reyes y Señor de señores. Por esto oren  en todo tiempo para que sean tenidos por dignos de escapar de todas las cosas que vendrán y de estar en pie delante de mi presencia, nos dice el Señor.

Estimados amigos, Dios les bendiga Dios les guarde. Es un privilegio y una bendición poder decirles que tengan una feliz Navidad, un tiempo muy especial porque estoy seguro que Nuestro Señor Jesucristo, nuestro amado Señor viene muy pronto. Sea que nos veamos aquí en la tierra o no,  Dios les bendiga y junto su familias e Iglesias tengan un gran tiempo de Navidad, porque muy pronto Jesucristo el señor regresa y junto a él tendremos las bodas del Cordero y allá todos podremos abrazarnos.

No pierda la oportunidad de ir en el arrebatamiento de la Iglesia por nada de este mundo.


Last Updated on Thursday, 20 August 2015 14:01